Independencia de México, resultado de mitos: historiadora de la UAQ | inqro
Historia, UAQ 15/09/2016

Independencia de México, resultado de mitos: historiadora de la UAQ

Por: admin

La coordinadora de la Maestría en Estudios Históricos que se oferta en la Facultad de Filosofía (FFi) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Dra. Cecilia del Socorro Landa Fonseca, consideró que el movimiento de Independencia en México, que comprende los años 1810-1821, está basado en una serie de mitos que la versión oficial ha popularizado para generar identidad nacional.
 
Al conmemorarse 206 años del inicio del movimiento de Independencia en México, la historiadora sostuvo que este hecho histórico es fundacional de la nación mexicana y en la historiografía oficial tiene el objeto de crear conciencia entre la población, además de establecer un mito compartido entre los ciudadanos que sirva para identificarse como parte integrante del país al que pertenecen.
 
Empero, la autora del libro Querétaro, siempre fiel, baluarte realista durante la guerra de independencia, argumentó que el revisionismo histórico ha cuestionado las supuestas causas que dieron origen al movimiento, tales como el descontento de los criollos, la existencia de una conciencia nacionalista o el deseo de armar una guerra de liberación, entre otros postulados que han sido refutados como principios de este movimiento.   
 
Dicha guerra no fue de liberación -enfatizó la investigadora- porque no existía un descontento generalizado entre los habitantes de los reinos americanos ni de la Nueva España. La rebelión fue en contra de la acefalía de la Corona española, provocada por la Invasión Napoleónica a España en 1808, que derivó en la abdicación del rey Carlos IV y su hijo Fernando VII en favor de Napoleón Bonaparte, quien poco después cedió el trono a su hermano José Bonaparte.
 
“Este fue el acontecimiento que provocó que los españoles y criollos en los diferentes reinos americanos que formaban parte de la Monarquía católica, se reunieran para dirimir de qué manera se iba a gobernar en ausencia del Rey. No había descontento generalizado en contra de la Corona, al contrario la figura de Fernando VII fue emblemática y continuó vigente durante ese periodo, de tal manera que tanto los españoles como los americanos se levantaron en armas para rescatar a su rey Fernando VII y traerlo de nuevo al trono español”, argumentó.   
 
La también jefa de Investigación y Posgrado de la FFi resaltó que existen versiones historiográficas que cuestionan los axiomas de la historia oficial, las cuales aseguran que existía un sentimiento de nacionalismo entre los criollos, aparente razón por la que este grupo de habitantes quería desprenderse de España ya que tenían conciencia de la pertenencia a su territorio y a su nación.
 
Sin embargo, “el revisionismo histórico lo niega y destaca que no había un nacionalismo criollo, el cual surgió después de la consumación de la Independencia como consecuencia de la maduración política que se vivió pero no a causa de la rebelión. Los criollos deseaban autonomía frente a los peninsulares y querían para sí los puestos más altos con el fin de autogobernarse y exigir igualdad de derechos, pero en ningún momento querían romper relaciones con España; eran autonomistas pero no independentistas”, puntualizó.
 
De tal manera que cuando Miguel Hidalgo y Costilla llevó a cabo el Grito de Dolores para iniciar la sublevación en contra de la autoridad virreinal de la Nueva España, en realidad arremetió contra el régimen de los franceses que habían invadido España y se manifestó leal a Fernando VII, indicó la universitaria.
 
Para la docente investigadora dicho personaje histórico no tenía un plan claro ni elaborado acerca de la Independencia, pues él y su grupo de conspiradores en realidad querían impedir a los peninsulares ocupar los puestos que los criollos consideraban que les correspondían en la administración indiana.
 
“Miguel Hidalgo y los conspiradores tenían planeado un movimiento breve donde pudieran presionar para cambiar los puestos políticos, pero se les ‘salió de las manos’ porque cuando intentaron establecer juntas en ausencia de Fernando VII, como estaba sucediendo en España, las autoridades realistas los consideran traidores; previendo su posible detención, los conspiradores llaman a la población de Dolores Hidalgo para que formen parte de sus ejércitos”, precisó.
 
Durante este levantamiento, convencen a la población para que participen, les ofrecen un peso de salario y el saqueo para adquirir botín y alimento. Ante las condiciones paupérrimas que enfrentaban los habitantes de la Nueva España, muchos pobladores “se unieron a la lucha porque iban a resolver sus necesidades primarias pero en realidad no tenían conciencia de las consecuencias de su participación”, concluyó la Dra. Landa Fonseca.

Recibe Alertas Viales y de Accidentes por Telegram Click aquí

Comentarios

Haz un comentario

*

*